Deudas revolucionadas.

.
11 Diciembre 2019
Deudas revolucionadas.

El discurso retumba sordo en muchos oídos. Las fórmulas vetustas, los lugares comunes, las arengas colocadas en el desánimo y las poses de un poder que tal vez no se haya dado cuenta que descansa en el piso muy quebradizo del descrédito ganado en general hacia los partidos políticos, y en lo particular hacia el partido que en la percepción popular acumula más estigmas negativos que ninguno.

Hoy el partido revolucionario institucional conforme a recientes mediciones, no ha sido capaz de capitalizar positivamente el desgaste que naturalmente procura el acto de gobernar y tener errores en tal mandato. MORENA, ha relegado al PAN y al PRI a segundo y tercer lugar en las preferencias electorales, donde el tricolor sigue bajo la línea de la cifra de un dígito que ronda en el 9%. Con ello, y al tener ya por frente el horizonte electoral del 2021, mucho debe preocupar esta situación si es que lo que en verdad se tiene pactado es lograr victorias legitimadas en las urnas, más allá de lo que pudiera rendir la componenda bajo la mesa planteada en la conveniencia de pocos.

Lo anterior toma relevancia ya que en un significativo número de distritos y municipios de la república mexicana, se estima una causa perdida tratar de aventajar en lo electoral, sin pasar por el tamiz de la negociación, misma que visiblemente podría existir ante la capacidad de diálogo que el actual presidente del comité nacional tiene con el presidente de la república y sus operadores políticos. Dicho en palabras claras, no se cuenta actualmente con la solidez para que el PRI se valga por si mismo; se corre el riesgo de ser el partido satélite de aquel en el poder, en una estrategia general de debilitamiento hacia quienes si MORENA identifica como enemigos: la derecha política personificada en el PAN.

¿Ética y congruencia o pragmatismo y administración de resultados?. Triste pero objetivo cuando se analiza qué ha ocurrido desde hace poco más de 150 días, mismos que ponen al partido en un momento actual de ácidos retos.

Partimos de un intento de democratización en la elección de dirigencia que notoriamente careció de una conducción apuntalada en el consenso y el acuerdo. Desde el enorme desgaste que implicó la confrontación de candidatos y la pérdida consecuente de perfiles altamente valiosos ideológica y moralmente hablando, se veía que no se tendría un aterrizaje sin turbulencias. Con altos costos políticos y económicos se comprometió futuro en aras de dar una imagen que ahora se desdibuja. Perdimos a un respetabilísimo José Narro, a una vanguardista Ivonne Ortega, a una admirable Beatriz Pagés, a un fortificado Joel Ayala y a un cúmulo de perfiles que bien ahora serían aquellos que en suma harían de dicho partido político un rincón más habitable.

Pero tal pareció que a la dirigencia en turno le agrada más que aquellos que discrepan se alejen, a que se les conceda (sin que esto sea una grácil dádiva del poder) por obligación una ventana de discusión y aporte. Con las mismas anquilosadas formas de poder se trata a propios y a extraños, perdiendo toda congruencia ante ese afanoso discursillo que establece que se ha cambiado; que ya las lecciones están aprendidas y que hoy se es nada menos que sencillez y buen trato. Sobrarían los testimonios que apuntan hacia el lado contrario. La dirigencia nacional se contagia del mareo que da el halago reiterado de un séquito cercano que en su programación no existe más léxico que la frase “que bien hace usted todo señor presidente”. El daño ante la alabanza generalmente se ve a corto plazo.

Sin embargo, la parte más preocupante es la funcional partidista. Varias preguntas planteo aquí para la provocación intelectual:

1)    La Fundación Colosio, pilar del sustento ideológico del partido ¿está activa a través de su estructura nacional a efecto de distinguir preceptos sobre la ubicación política del partido, así como para compilar la creencia de núcleo del instituto político y traducirla a plataformas?

2)    Además de simular la existencia de capacitación política que le significa hacerse de dinero proveniente del programa de actividades específicas para partidos políticos (comprobable ante el INE), ¿el Instituto Reyes Heroles implementa algún programa estratégico a efecto de llevar esa ideología hacia el conocimiento y arraigo de la militancia y simpatizantes?.

3)    Lejos de las loas y aplausos huecos en el ciber espacio, ¿el movimiento PRImx tiene capacidad de generar debate virtual de calidad y seguidores efectivos que permeen en las redes sociales favorablemente al PRI?.

4)    ¿Se cuenta ya con diagnósticos adecuados y veraces sobre la situación de fuerza de la estructura electoral, así como del activismo político por parte de las Secretarías de Acción Electoral y la Secretaría de Organización?.

5)    ¿Existe un plan estructurado a efecto de procurar acercamientos programáticos y estratégicos con la sociedad civil a través de la gestión?, ¿tiene la Secretaría de Gestión Social un programa de aprovechamiento de las capacidades de los actores políticos de signo priísta?.

6)    ¿Existe un mensaje ordenado, con una línea de posicionamiento común para la totalidad del territorio, así como para diferenciar los problemas que atañen a lo regional por parte de Comunicación Social?. ¿La estrategia de comunicación debate argumentada pero contestataria y objetivamente a un presidente de la república que habla al pueblo todas las mañanas?.

7)    ¿Se genera cohesión y representatividad partidaria a través del consejo político?.

Podría continuar con la cavilación, sin embargo la mejor reflexión la tiene usted como lector o en su caso como militante o dirigente.

En ningún cauce hace bien el auto engaño, aquel que se alimenta de los gritos desgarrados de una victoria que no llega, aquel que se refleja en prístinas tomas y arreglos digitales de comerciales que quieren ser emotivos, aquel que se hace más cínico cuando se dan palmadas en la espalda acompañadas de la voz de “te tengo presente”; “ya estoy viendo lo tuyo” o “vamos con todo hermano(a)”.

Paga más la objetividad por duro que sea aceptarla. Hay voces que no se desapegan de sus principios pero que pertenecen a hombres y mujeres que se cansan hasta el tuétano de seguir mirando de reojo a la falsedad y al engaño. Hoy me apunto como uno de ellos.

En próximas entregas llegaré a fondo de estos y más temas con la claridad que demanda el momento.

+ Artículos

LA NECESIDAD DE MIGRAR DE POLÍTICA
17 Febrero 2020

  La reciente visita a la estación migratoria en Tapachula por parte de una comisión legislativa compuesta por los coordinadores de los grupos parlamentarios y la líder de...

Cuento: "cachitos"
11 Febrero 2020

  Cuando despertó, descubrió que había ganado el avión presidencial. Aunque por alguna razón, no le era sorpresiva la noticia que Patricia trataba de...

TRUMP RELOADED
07 Febrero 2020

Una figura creada con un sentido y valor histórico dentro de la arquitectura constitucional estadunidense es el famoso impeachment. Un real freno ante cualquier posible yugo...