¿Podemos hablar claro querido PRI?

.
03 Junio 2019
¿Podemos hablar claro querido PRI?

Porque se aprecia más la verdad por cruda e incómoda, que la simulación y el autoengaño disfrazado de solidaridad. Hablemos de frente estimado partido, ¿será que otra vez abandonarás arteramente a tu correligionario y expiarás tu culpa por omisión en un gastado “dimos una gran batalla”?. No exhalo verbos al aire sin sustento, habla una parte de mi personal experiencia en donde parece que nuevamente la falta de oficio político, el desinterés, la conservación del privilegio de pocos y la incapacidad por tomar las riendas con arrojo nos van a llevar a un escenario electoral de poco halago. Solo unas pinceladas te pongo a la vista.

¿Tuviste querido partido la atención de mostrar un acto de solidaridad y fuerza ante la designación de nuestro candidato en Puebla?.  Me parece increíble que ya se nos haya olvidado cómo se hacían las cosas cuando queríamos que llevaran un mensaje sólido. No vi a los sectores, a las organizaciones haciendo eco y festividad del abanderamiento de quien será nuestro representante en la contienda para gobernador. Resolviste un proceso mi querido PRI, en tan solo ocho días de tibios acercamientos y negociaciones, cuando esto era algo que te correspondía haber encauzado desde prácticamente el 25 de diciembre del año pasado. Aunado a lo anterior, no te ocupaste en lo mínimo desde aquel fatídico 1 de julio en darle mantenimiento a lo que quedaba en pie, dejaste el destino de muchos priistas al capricho de un comité estatal secuestrado en las manos de un grupo. Los “estamos más unidos que nunca”, “aquí está la verdadera unidad priista”, “estamos construyendo la victoria”, solo sirvieron para el piadoso autoengaño que en vez de remediar solo encontró el muro de tu “no me interesa”.

Estás mandando como candidato a un hombre de buen perfil quien, a pesar de su seguro esfuerzo parecería que lo vas a condenar a ser otro que luche con un palillo de dientes en contra de gigantes. Muchos lo vivimos al tener que ir a rogar por apoyo a las oficinas de insurgentes norte, donde al parecer sigue habitando la soberbia. Que lamentable sería que de un hombre de partido, permitas que se convierta en un harapo sin recursos, sin acompañamiento y sin actos que demuestren fortaleza. No es siquiera cuestión de dinero, es de mostrar algo más que la pereza de presentarlo en un twitt ante ocho asistentes mal encarados en vez de tomarse la molestia de venir a presentarlo con sus sectores, con todos los componentes de su partido que como militantes somos nosotros.

¿Dónde están tus agallas para mostrar mando y pantalones cuando derivado de esa mala, malísima preparación de escenarios permites que el ex candidato Doger se monte mediáticamente en la ranciedad que lo caracteriza para descalificar a quien ahora fue beneficiario de la candidatura?. ¿Qué el CEN del PRI ya no manda…. ya no corrige?. La consecuencia mínima esperada sería que cambiaras a quien es su compadre en el comité estatal y le dieras respaldo público y contundente a Alberto Jiménez. ¿Pues dónde estás CEN del PRI?.

¿Qué no te diste cuenta que otros actores de distintos partidos políticos ya venían haciendo su tarea?. El mismo gobernador Alfaro de Jalisco estuvo aquí en mi Puebla operando para Movimiento Ciudadano el encumbrar como candidato a Enrique Cárdenas. ¿Así de ingenuo o de permisivo vas a estar toda la campaña?.

Ya no tenemos tiempo en conjunto para dejar en la inacción ese cambio que hemos pactado, pero que parecería que permanece adornando las líneas de los discursos de aquellos a quienes no les interesa más que la conservación de los privilegios de la selecta cúpula. Si quieres promover ese cambio estimado partido, empieza por mostrar un poco más de respeto e interés por nosotros los militantes poblanos. Vivimos ya en la antesala de la elección intermedia de 2021, si este escenario en Puebla nos deja en la lona, vamos a encontrar un casi imposible camino de regreso.

Estamos ante la puerta de entrada que nos permite ensanchar nuestra visión y desterrarla de la cortedad de ser meros adoctrinados y dogmáticos seguidores de un partido político. Hoy como nunca las causas de Puebla deben encontrar liderazgos honestos y cristalinos, que estén a la altura de los tiempos y que dejen muy atrás la podredumbre de la que siempre nos hemos quejado.  ¿Vamos a hablar sin tapujos ni simulaciones entonces querido PRI?, porque no sólo su servidor está a la espera de una respuesta; muchos tenemos la esperanza de un ejemplo que nos avive.

+ Artículos

LA FELICIDAD INTERNA BRUTA
04 Septiembre 2019

¿Puede un país como nuestra nación transitar en el duro devenir económico y social con una sonrisa en la cara y luminosidad en el ánimo? Por más...

Certeza sobre “otrodatismo”
04 Septiembre 2019

Se escucha con reiteración el dicho que apunta que “los números no mienten”; sin embargo, perfectamente la presentación de resultados se puede...

Nobleza de espíritu
26 Agosto 2019

Como parte de una dinámica de intercambio literario que siempre aporta interesantes lecturas, un cordial amigo quien tiene mi respeto y admiración totalmente ganados, me...